"A VOS TE PUEDO ADOPTAR COMO HIJO"

Concursos 05 de noviembre de 2020 Por Ma. Emilia López
Entérate todo sobre el inesperado dicho entre Belu Lucius y El Polaco, en la última gala del reality de cocina de MasterChef Celebrity.
belu-polaco

Cuando Santiago del Moro le pidió a Belu Lucius que hiciera un paso al costado para permitir que su “contrincante” en Masterchef Celebrity pasara al frente y presentara su plato, las sonrisas y los aplausos de la joven para recibir a El Polaco distrajeron la atención.  “¡Sorprendo, papi!", avisó el cantante, cuando trasladaba su plato para la evaluación del jurado, lo que genero el sorprendente cruce

Dolmas con baba ganoush, es decir, hojas de parra rellenas con pasta de berenjena y salsa muhammara: eso habían cocinado los dos, una receta árabe. Y era eso lo que lo tenía tan entusiasmado a El Polaco; casi eufórico, más bien, confiado en su pericia. Sin embargo, el conductor le advirtió enseguida: “Te tocó competir contra una de las mejores”. “Que tiene familia allá... Igual me la banco”, aportó el Polaco . ¡Qué guitarrero!”, lamentó Lucius, 

Su molestia iba creciendo ante cada palabra de El Polaco, quien le explicaba a Damián Betular que había recurrido a un “secreto especial” para dejar su impronta: había decidido sumarle mucha manteca a su plato. “Le quiero poner algo mío: ella (señalando a Belen) le puso limón, y yo manteca”, justificó. Y así seguía, explicando cómo se había desenvuelto en la cocina minutos antes. “¿De qué se ríe, Lu?”, quiso saber Del Moro. “hace un rato ya que me está boconeando, boconeando, boconeando...", retrucó Belu, sin disimular su molestia. 

El Polaco tragó saliva: “¿Está mal que me sienta cómodo cocinando un plato de tu región?”, le preguntó. “Noooo, está muy bien...", le respondieron. Y siguieron. “Es mala ella", dijo el cantante. “¿Cómo voy a ser mala? Ya le dije que lo felicito...” respondio Lucius. “Vamos a probarlo. Capaz que lo vas a adoptar”, intervino Donato De Santis. ¡Para qué! “Como hijo te puedo adoptar a vos”, le aclaró Belu, mirándolo casi con desprecio. Entonces El Polaco se mordió la lengua, quedándose en silencio, esperando que De Santis le aporte un cariño . El horno estaba para un buen plato árabe, pero no para bollo.

Fue Belu quien ganó. Ajustadamente, es cierto; pero ganó. Y reconoció un oportuno consejo de Germán Martitegui: “¡Es un pelado copado!”, lo distinguió. Con El Polaco, en cambio, no existe ninguna clase de favoritismo. Ni de piedad. “Es llorón, eh... Es llorón... Viene llorando...”, concluyó la triunfadora

Te puede interesar