ARGENTINA TIERRA DE AMOR Y VENGANZA REGRESÓ A LA PANTALLA

Espectaculos 11 de abril de 2023 Por Agostina Morales
La ficción nacional volvió a lo grande por la pantalla de eltrece. Como pocas veces en la televisión de nuestro país, el amor entre una pareja homosexual tiene un rol central.
atav-2

Este lunes 10 de abril se estrenó la segunda temporada de Argentina, tierra de amor y venganza. Aunque es una continuación de la telenovela que se emitió en el 2019, el elenco es distinto. Más allá de eso, varios de los personajes principales tienen relación con los que encarnaron la China Suárez, Gonzalo Heredia, Delfina Chaves y Albert Baró hace cuatro años atrás.

A lo largo del primer capítulo de la segunda parte de Argentina, tierra de amor y venganza se presentaron a varios de los nuevos personajes. Entre los que se destacan Antonio Salvat (Toni Gelabert) y Segundo Machado (Tato Quattordio), quienes protagonizaron una apasionada escena de amor durante los primeros minutos del episodio.

Los personajes interpretados por Toni Gelabert y Tato Quattordio son dos grandes amigos que se ven por última vez una noche de 1977, horas antes de que Antonio huya a España con su padre Pedro Salvat (Rafael Ferro). Antonio, su hermano Javier y Pedro se exilian en Barcelona a raíz de la dictadura militar que gobernó a la Argentina entre los años 1976 y 1983.

Tras ser echados de una fiesta, Antonio y Segundo se dirigen a la casa de los Machado. Y allí, en la habitación de Segundo, se besan apasionadamente por primera vez. Pero la situación no pasa a mayores porque aparece Rafael Machado (Federico D’Elía), el padre del personaje que encarna Tato Quattordio, quien lleva a Antonio a su casa porque su familia corre peligro.

La escena del primer beso entre Antonio Salvat y Segundo Machado es sin dudas la más romántica del primer capítulo de la segunda temporada de Argentina, tierra de amor y venganza. Por ese motivo hablamos con los actores que la interpretaron, quienes contaron detalles de la relación de Antonio Salvat y Segundo Machado, y del detrás de ese imperdible primer cuadro.

“Primer capítulo, estamos ubicados en 1977″, dijo Tato Quattordio y Toni Gelabert agregó: “Hoy nos damos el primer beso, el primer beso que se dan Antonio y Segundo”.

ATAV 2 hace un retrato perfecto de la Argentina que recién estaba saliendo de sus años más oscuros. Y muestra el cuadro completo. Se puede ver el accionar de la dictadura cívico-militar y las consecuencias del terrorismo de Estado: las torturas en los centros de clandestinos de detención, la desaparición de personas y los robos de bebés. Y en ese sentido, cobra valor la interpretación de Virginia Lago como una Madre de Plaza de Mayo que lucha por recuperar a su hija (Julieta Díaz).

También hay una crítica a varios elementos que se empezaron a erradicar lentamente de la sociedad: como el humor machista -representado a la perfección por Darío Barassi en el rol de una estrella del teatro de revistas y Andrea Rincón como una primera vedette- y las prohibiciones que se le imponían a las mujeres. Además, muchas de las problemáticas que se plantean vigentes: como la violencia de género.

En ese sentido, otro reflejo de la sociedad -y no solo de los 80- es el papel al que le da vida Justina Bustos. Ella interpreta a Anita, una mujer que tiene que se hace cargo sola de la crianza de su hijo y en cuyo trabajo la denigran hasta que la desborda la angustia. Sin embargo, empieza a soñar un futuro en el mundo del espectáculo a pesar de cómo la juzga la mirada ajena.

Por otra parte, y quizás por encima de todo lo enumerado, el gran valor de ATAV 2 es volver a poner a grandes actores argentinos en el prime time de la televisión.

Boletín de noticias