"TREN BALA" LIDERA LA TAQUILLA EN LOS CINES

Cine 09 de agosto de 2022 Por Agostina Morales
"Tren Bala", de David Leitch y con el protagónico de Brad Pitt, acumuló 30 millones de dólares en el mercado norteamericano
bullet-train-brad-pitt

El clásico galán de Hollywood Brad Pitt vuelve a la pantalla grande con una mega producción de Sony Pictures: 'Tren Bala', una película de David Leitch basado en la novela de 2010 del autor japonés Kôtarô Isaka que reúne acción, estrellas de alta gama y muchos efectos especiales en la última creación del director de Deadpool 2, John Wick, Atómica y Hobbs & Shaw.

 
Si algo se destaca de Leitch es su capacidad para atraer estrellas de cine, en este caso, a Brad Pitt como figurita de oro en su álbum. Y si algo se destaca de Brad Pitt, es su capacidad de atraer audiencias: pese a que "Tren Bala" no es más que una producción de acción con recursos exagerados de Hollywood, el actor obliga a ir al cine a ver la producción en la que su trabajo se lleva todas las miradas.

El elenco es más que interesante, con Pitt liderando a todo un equipo que tiene también la aparición especial de Sandra Bullock y presenta el debut del cantante puertorriqueño Bad Bunny en la pantalla grande, todos envueltos en la mística nipona y el gran estilo de las escenas y los vestuarios.

"Tren Bala" cuenta la historia de "Ladybug" (Brad Pitt), un agente especial con conflictos por su uso de la violencia que busca un trabajo simple y sin asesinatos. Así, se le asigna el robo de un maletín arriba de una de las formaciones japonesas: guiado por una voz a través de un audífono, este sigue las instrucciones y dialoga con la misteriosa mujer con un personaje que atrae.

Sin embargo, para un asesino que busca un poco de paz mental, la misión arriba del tren bala sorprende al mismo personaje principal por la inesperada acción, los tiroteos y golpes que se le presentan como obstáculo cuando más de un enviado especial sale en busca del mismo objetivo que Ladybug.

En esta línea, el estilo a lo Quentin Tarantino de personajes violentos que llevan a la sátira los estereotipos -como los asesinos Limón y Mandarina (Aaron Taylor-Johnson y Brian Tyree Henry)- y las escenas de acción que son el punto fuerte del ex doble de riesgo devenido director David Leitch, dejan a la audiencia con una producción perfecta para entretener, sin mucha más expectativa. 

Boletín de noticias