Para agendar: la vacuna antigripal ayuda a pasar el invierno

Tecno 20/03/2017
Los grupos de riesgo deberían vacunarse en abril y así fortalecer sus defensas para junio y julio. La inmunización previene problemas severos, e incluso la muerte. Niños menores de 2 años y adultos mayores, entre los más vulnerables.

Es probable que en esta temporada el impacto de la gripe sea más fuerte que en años anteriores, tal como sucedió en Estados Unidos, ya que el comportamiento suele replicarse entre ambos hemisferios.

Uno de los subtipos que proliferó del virus de la influenza es el H3N2, al que se atribuye la virulencia de la gripe que llevó a niveles críticos en muchas regiones estadounidenses con “más casos de enfermedad, más hospitalizaciones y más muertes de niños menores de 4 años y de adultos mayores, que en años anteriores”, apunta Silvia Ferreyra, directora del hospital Pediátrico.

Como es mejor prevenir es que curar, habrá que preparar el cuerpo para protegerlo y, en lo posible, hacerlo en cuanto esté disponible la vacuna.

Cada año varía su composición porque los virus tienen en la superficie unas moléculas que cambian periódicamente y esto les permite burlar el sistema de defensas. Por lo tanto, haberse vacunado el año pasado no sirve para la actual temporada y de hecho, lograr protección en 2017 implica tener, entre otros, el antígeno H3N2 para que el organismo se defienda.
El momento ideal para colocarse la vacuna antigripal es en abril, de modo que el sistema inmunitario esté listo para cuando los virus circulen con más fuerza durante junio y julio.

“La gripe es la causa más frecuente de infección respiratoria aguda viral y necesita atención médica”, apunta Ricardo Lamberghini, profesor asistente de Clínica Infectológica I, en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC y médico del hospital Rawson.

“Se estima que afecta, anualmente, a entre el 5 y 20 por ciento de la población”, agrega el infectólogo.

Aunque tendemos a pensar que la gripe es un problema menor, puede desencadenar una enfermedad grave e, incluso la muerte, especialmente en menores de 2 años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Entre las complicaciones en que puede derivar el estado gripal, la neumonía es uno de los problemas severos más frecuentes.

Por eso, deben vacunarse las personas incluidas en los grupos de riesgo –para quienes es obligatoria y gratuita–, ya que el objetivo es disminuir los problemas en el sistema de salud.

Te puede interesar