LAS RUPTURAS NOS MOTIVAN A PONERNOS EN FORMA

Novedades 17 de julio de 2018 Por
Querer mejorar tu cuerpo por una cuestión de venganza puede decir mucho sobre tu personalidad.
mujer-entrenando-pesas-gym

Kaeli Sweigard quedó devastada cuando su novio la dejó. Una de las cosas que tenían en común era su interés por los deportes de combate y Sweigard recurrió a este interés compartido para superar la ruptura. La comercializadora digital de 30 años, que vive en Toronto, recuerda: "Estaba tan molesta y no sabía qué hacer y uno de mis mentores de jiu-jitsu me dijo que debía entrenar todos los días que pensaba en él. Entonces, eso fue lo que hice".


Sweigard comenzó a referirse a su práctica de jiu jitsu como su nuevo novio. Su cuerpo cambió, pero también su actitud. "Me puse más en forma después de la separación una vez que comencé a tomar el entrenamiento más en serio", dice. "Incluso el cambio mental de tomar el entrenamiento más en serio y confiar en él como un enfoque positivo en mi vida cambió la naturaleza de mi entrenamiento".


La respuesta de Sweigard a la ruptura —ponerse en forma, ser más feliz y más productiva— fue en general beneficiosa. Este es el tipo de narrativa que a menudo se aplica a un revenge body (un cuerpo mejorado por la venganza), un término sensacionalista popularizado en la última década. Un ejemplo reciente es Donald Trump Jr., quien publicó fotos de su sesión de CrossFit después de que su esposa le pidiera el divorcio.

El ejemplo arquetípico, por supuesto, es miembro de otra familia insoportablemente famosa. Hace tiempo que Khloé Kardashian era considerada como la niña rica y pobre del clan Kardashian, debido a que era un poco menos esbelta que sus hermanas. Después de su separación con el jugador de basquetbol Lamar Odom, ella invirtió su energía en adelgazar. Su "venganza" contra su ex marido, sus hermanas y sus televidentes fue visible en enero de 2017, el mes posterior a su divorcio, con el estreno de su show de pérdida de peso Revenge Body with Khloé Kardashian. La mujer famosa por su revenge body ahora vendía su habilidad para guiar a otros a través del mismo proceso.


El trabajo de Lora Park, profesora de psicología en la Universidad de Buffalo, ofrece algunas pistas sobre qué tipo de persona es más probable que busque este tipo específico de transformación física. Park y sus colegas han investigado ampliamente la autoestima y el grado en que ésta se relaciona con la aripaencia y el estado de la relación. Park explica: "Aquellos con baja autoestima que basaban su autoestima en la aprobación de los demás estaban más preocupados por parecer atractivos y estar físicamente en forma".


Una ventaja de buscar la validación de otros basada en el atractivo es que implica un menor riesgo emocional. Como dice Park, "resultarle atractivo a los demás no necesariamente requiere interactuar directamente con otros. Por lo tanto, uno puede proteger su autoestima y evitar el posible rechazo centrándose en su apariencia, en lugar de centrarse en sus cualidades internas como ser cálido, atento o amable".


A los psicólogos les gusta hablar sobre la motivación intrínseca versus la autorregulación introyectada, o en términos simples, hacer algo sólo porque te interesa, en lugar de porque tu autoestima depende de que tengas éxito. Esta motivación es importante: "Esto es lo que representan las contingencias de autoestima. Cuando las personas invierten su autoestima en un dominio, como su apariencia, o en una relación, entonces sienten que tienen que verse bien, y no verse mal, o tienen que tener un novio o una novia para sentirse apreciados como seres humanos", dice Park. "Es una gran presión, especialmente porque las personas no siempre tienen éxito en las áreas en las que depositan su autoestima".

FUENTE/ INFOBAE

Te puede interesar