Entrenamientos de fuerza, la clave para correr más rápido

Novedades 03 de enero de 2020 Por
H6PUUHTED5CG5EAHXCFTUNCPQE


Según la entrenadora, la fuerza otorga estructura, mantiene la postura correcta, previene de lesiones, logra tolerar grandes cargas intensidades y volúmenes de entrenamiento, entre otros beneficios. Lo que sucede, según El Jaber, es que “cada paso que damos al correr recibimos 3 veces nuestro peso corporal”. Por ejemplo, “alguien que pesa 60 kilos en cada paso recibe 180 kg en un sólo apoyo que se irá desparramando en dirección ascendente desde su implante plantar hasta su cuero cabelludo”
“El músculo amortiguador natural de los impactos al correr es el famoso cuádriceps y si éste llegara a estar débil y al correr muchos kilómetros seguramente el corredor terminará con una lumbalgia si es que no lesiona la articulación de la rodilla primero y si es que una periostitis tibial no se lo avisa antes".

Una correcta postura a la hora de correr, no solo nos brindará la soltura necesaria, sino que también nos permitirá que el ingreso de aire en los pulmones sea más sencillo. Para el entrenador Mariano Álvarez “con una técnica adecuada economizamos energía, minimizamos el riesgo de lesiones, y podemos ir más rápido”.

Conjuntamente con los trabajos de fuerza primeramente generales y luego específicos de running Álvarez recomendó trabajar la técnica con driles correctivos, ejercicios coordinativos y demás ejercicios similares. Los dos tips más importantes son no correr al tuntún y tener un plan de trabajo de la fuerza específico es fundamental. “Está demostrado científicamente que los corredores de élite trabajan la fuerza, no solo para mejorar su performance, sino para prevenir que aparezcan lesiones”

Te puede interesar